La hidratación es uno de los factores de rendimiento, tanto en los entrenamientos en bicicleta como en competición. ¿Sabíais que una pérdida del 2% del peso del cuerpo en agua puede hacer disminuir el rendimiento deportivo en un 20%?

La deshidratación a menudo es el origen de los dolores musculares. ¡Hidratarse es muy importante!

Pero, ¿cómo?. ¿Con qué?. ¿Cuándo?
Os propongo 10 trucos sencillos y prácticos para hidratarse bien y evitar los calambres !ciclista-botijo
1. BEBERÁS UNA BUENA CANTIDAD DE AGUA

En general perdemos 2,5 litros de agua al día.Se deben recuperar hidratándose regularmente.Sin embargo, la necesidad aumenta según diferentes factores (temperatura ambiente, esfuerzos deportivos realizados,…).

2. SI TIENES SED, NO ESPERARÁS

Cuando tengas sensación de sed, querrá decir que ya te estás deshidratando.No debes esperar a que el cuerpo pida agua, debes anticiparte a él.

3. TE HIDRATARÁS EN ABUNDANCIA

Mediante el sudor, nuestro organismo dispone de un sistema ingenioso para regular la temperatura corporal.Así pues, es importante compensar el agua que perdemos para no deshidratarse.

4. ELEGIRÁS LA BUENA BEBIDA

mochila_1El agua es sin duda la mejor manera de hidratarse.Sin embargo, el esfuerzo físico necesita una gran cantidad de energía y, al cabo de una hora, el agua no es suficiente. Las “bebidas del esfuerzo” aportaran a nuestro cuerpo elementos esenciales, como glúcidos y sodio.

5. PARA LOS ESFUERZOS DE CORTA DURACIÓN, CON AGUA BASTA

Para los esfuerzos inferiores a 1 hora, el agua mineral es suficiente, ¡así de sencillo!

6. PARA LOS ESFUERZOS DE LARGA DURACIÓN, PREFERIRÁS LAS BEBIDAS ADAPTADAS

Cuando realices esfuerzos más intensivos y largos, la aportación de glúcidos y minerales son muy importantes, pues aportan todo lo necesario.Las bebidas isotónicas, sirven específicamente para recuperar las pérdidas minerales y energéticas, y aportan una hidratación máxima.

7. LAS BEBIDAS, A BUENA TEMPERATURAhidratacion

Tomar una bebida fría podría darnos problemas gástricos.¡Tened cuidado que la bebida no sea muy fría!

8. TE HIDRATARÁS REGULARMENTE

Contrariamente a lo que podemos pensar, es importante beber durante el esfuerzo, pero también antes y después.¿Por qué? Para anticiparnos y compensar las pérdidas de agua.¿Lo ideal? Uno o dos tragos cada 10 o 15 minutos.

9. ESTARÁS ATENTO

Se debe beber desde los primeros síntomas (sed, piernas pesadas, sofoco, dolores musculares). Estando deshidratado se puede experimentar una alteración general del cuerpo que requiera un médico urgentemente.

10. NO OLVIDARÁS LA RECUPERACIÓN

La actividad física conlleva fatiga general y muscular.La recuperación pasa necesariamente por una buena rehidratación.Se aconseja beber en los 15-30 minutos después del esfuerzo para recuperar más fácilmente las reservas agotadas.Podéis emplear bebidas energéticas adaptadas para la recuperación.El uso de agua bicarbonatada es ideal para eliminar los residuos ácidos acumulados durante la actividad.